ten compasion de tu pueblo

 

Convertíos a mí de todo corazón, con ayunos, llantos y lamentos;
rasgad vuestros corazones, no vuestros vestidos, y convertíos al Señor vuestro Dios,
un Dios compasivo y misericordioso, lento a la cólera y rico en amor,
que se arrepiente del castigo. ¡Quién sabe si cambiará y se arrepentirá
dejando tras de sí la bendición, ofrenda y libación para el Señor, vuestro Dios!
Tocad la trompeta en Sion, proclamad un ayuno santo, convocad a la asamblea,
reunid a la gente, santificad a la comunidad,llamad a los ancianos;congregad a los muchachos
y a los niños de pecho;salga el esposo de la alcobay la esposa del tálamo.Entre el atrio y el altar
lloren los sacerdotes,servidores del Señor,y digan:«Ten compasión de tu pueblo, Señor;
no entregues tu heredad al oprobio ni a las burlas de los pueblos». Joel 2; 12